Esther Xeix | Visión
Web de la artista Esther Xeix. Toda su obra está realizada de forma artesanal.
Esther, Xeix, artista, materiales, joyas, alaxas, textil, aluminio, cobre, visión, contacto, obra, bolsos, escultura, hilos
14479
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-14479,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,hide_inital_sticky,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Visión

Una mirada a Esther Xeix por Mario España

De acuerdo con los diccionarios, una joya o alhaja es un objeto ornamental para el cuerpo y la arqueología documenta su utilización desde la más remota antigüedad, en casi todas las culturas humanas. La mayoría de los elementos de adorno personal rescatados del pasado evidencian un muy elevado valor como expresión artística, cosa enteramente lógica si consideramos su función de embellecimiento.

Sin embargo, con el correr del tiempo, la utilización de procedimientos industriales y consiguiente masificación fue mermando el componente estético creativo hasta que, hacia finales del siglo XIX, la obra de maestros como Fabergué y Lalique volvió a poner lo artístico en primer plano. Esta tendencia continúa hoy, desarrollada por artistas que retoman la preferencia por la esmerada ejecución artesanal y la obra única. Esther “Xeix” Barreiro es un buen ejemplo de ella.

Acerca de las Alaxas

Una dificultad a la hora de realizar un comentario crítico de las alaxas de Esther, es su permanente variedad tanto técnica como estética. Otra, y en especial, la momentánea necesidad de examinarlas separadamente, aislándolas del resto de su quehacer artístico: escultura, textiles, cerámicas, objetos utilitarios (bolsos, prendas de vestir…) un goteo creativo ininterrumpido que a veces se concentra y condensa en unos medios específicos dejando aparentemente de lado los demás. Pero en apariencia, pues en realidad se trata siempre del mismo fluir profundo que busca nuevos cauces, y la variedad señalada deviene el elemento diferenciador que resalta la profunda unidad de tal corriente creadora.

Para ella todo material es útil, incluso el más insignificante: viejas telas gastadas y manchadas, cantos rodados, fragmentos de vidrio pulidos por mil mareas, desechos de metal o madera hallados por azar. A fin de cuentas, la creatividad plástica es precisamente ese impulso interior capaz de construir algo nuevo a partir de lo ya existente, mediante un proceso de transformación que da como resultado un producto complejo dotado de valor estético.

La necesaria variedad dentro de una total unidad formal es patente en el último ciclo de alhajas realizadas a partir de elementos metálicos: hilos de aluminio, plata o cobre, arandelas, chapa, cintas. Utilizando tales materiales como base,  realiza desde pequeños pendientes hasta pectorales (transformables en sombreros) o curiosas instalaciones lineales con efecto escultórico, “collares” articulables que se pueden moderar a voluntad sobre el cuerpo.

Las técnicas y procedimientos formales traslucen la experiencia anterior de Esther Xeix en otros campos creativos. De su trabajo textil rescata las labores de aguja ejecutadas con hebras extraídas de viejas cintas metálicas, pero también su gusto por incluir puntillas, tules y telas pintadas por ella misma, así como geométricos entrelazados de cestería realizados con hilo de plata.

El trasfondo artesanal -trabajo serio, reposado y minucioso cuidado de los detalles- se evidencia en el tratamiento de los materiales utilizados: las chapas de aluminio o plata que corta, conforma, agujerea, dobla, pule y textura; pero también en la paciencia con que elabora cordoncillos para sus colgantes o envuelve las arandelas con un forro de ganchillo.

En resumen, estamos ante un quehacer muy personal, de marcado interés artístico, que en este caso concreto se aplica a la producción de objetos ornamentales, sin descuidar en ningún momento su carácter expresivo como manifestaciones estéticas.